Nos permite enfocar los recursos de la empresa hacia aquellas áreas que tienen mayores requerimientos de infraestructura, para poder responder a las necesidades de sus clientes, haciendo uso de los recursos existentes y buscado las mejores alternativas para invertir, donde el costo beneficio sea el más alto.